Lun. Oct 26th, 2020

Limpieza en época de coronavirus: conocé la técnica del “doble balde – doble trapo” para desinfectar tu casa

Limpieza en época de coronavirus: conocé la técnica del “doble balde – doble trapo” para desinfectar tu casa

Ante el rápido contagio del coronavirus, la higiene es una de las principales recomendaciones para evitar la propagación del virus. La técnica sugerida es la limpieza húmeda, con trapeador. Mirá el paso a paso para lograr una desinfección completa.

En medio de un escenario de pandemia por el coronavirus, algunos especialistas insisten en la importancia de la higiene personal para evitar contraer la enfermedad. Por eso, INFOCIELO te acerca la técnica del “doble balde y doble trapo”, el método utilizado por la mayoría de los centros de salud para lograr la desinfección correcta.

Es importante recordar que un virus puede llegar a sobrevivir en objetos desde unas pocas horas hasta varios días. De ahí la importancia de desinfectar todo lo que pueda estar en contacto con las manos, ya que es a través de éstas que los virus y bacterias infectan el organismo.

La forma sugerida es siempre la limpieza húmeda con trapeador o paño, en lugar de la limpieza seca (escobas, cepillos, etc). Un procedimiento sencillo es la técnica de doble balde y doble trapo:

  • Preparar en un recipiente (balde 1) una solución con agua tibia y detergente de uso doméstico suficiente para producir espuma.
  • Sumergir el trapo (trapo 1) en la solución preparada en balde 1, escurrir y friccionar las superficies a limpiar. Siempre desde la zona más limpia a la más sucia.
  • Repetir el paso anterior hasta que quede visiblemente limpia.
  • Enjuagar con un segundo trapo (trapo 2) sumergido en un segundo recipiente (balde 2) con solución de agua con detergente.
  • Desinfección de las superficies

    Una vez realizada la limpieza de superficies se procede a su desinfección. Con esta solución pueden desinfectarse las superficies que estén visiblemente limpias o luego de su limpieza. Esta solución produce rápida inactivación de los virus y otros microorganismos.

    El proceso es sencillo y económico ya que requiere de elementos de uso corriente: agua, recipiente, trapeadores o paños, hipoclorito de sodio de uso doméstico (lavandina con concentración de 55 gr/litro):

    • Colocar 100 ml de lavandina de uso doméstico en 10 litros de agua.
    • Sumergir el trapeador o paño en la solución preparada, escurrir y friccionar las superficies a desinfectar.
    • Dejar secar la superficie.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: