En el interior de la casa se secuestraron medicamentos y una pistola Bersa calibre 3.80, con la que se habría cometido el crimen.